¿Cuáles son algunas de las pruebas habituales antes de la cirugía?

Un hemograma completo (CBC), un análisis de orina y un panel de química que nos da una lectura de aproximadamente 20 valores de química sanguínea. La mayoría de las personas, excepto los muy jóvenes, se hacen una radiografía de tórax y un electrocardiograma. Podemos hacer un ultrasonido de vesícula biliar para buscar cálculos biliares. Otras pruebas que solicitamos con frecuencia, cuando se indica, incluyen pruebas de función pulmonar, ecocardiograma, estudios de sueño, evaluación GI o evaluación cardiológica.