¿Existen consideraciones especiales para un niño sometido a cirugía?

Sabemos que la cirugía puede ser aterradora para usted y su hijo. La llamada preoperatoria con la enfermera del centro es un buen momento para organizar una visita a las instalaciones para aliviar cualquier temor que ambos puedan estar experimentando. Si a su hijo le gustaría tener un animal de peluche o una manta de seguridad para mayor comodidad, no dude en traer estos artículos el día de la cirugía. En el caso de niños pequeños sometidos a cirugía, es mejor tener a alguien junto con el conductor para ayudar a cuidar al niño en el viaje de regreso a casa. Si experimenta algún cambio en la salud entre su visita más reciente con su médico y la fecha de la cirugía, notifique a su médico de inmediato. Informe incluso cambios menores, como temperatura elevada, tos o resfrío. Si no puede comunicarse con su médico, llame al centro.